dimecres, 29 de setembre de 2010

Más de mil personas abarrotan la Iglesia de San Jaime Apóstol de Algemesí en homenaje a su párroco


Más de un millar de personas abarrotaron ayer, domingo, la basílica de San Jaime Apóstol de la localidad valenciana de Algemesí en la misa que presidió su párroco, Jesús Corbí, al que quisieron rendir homenaje tras la falsa acusación de que fue objeto la semana pasada.

Con el Ayuntamiento a la cabeza, los feligreses habituales de la parroquia y cientos de personas más se unieron al homenaje llenando no sólo la Basílica sino todos sus accesos exteriores, según han indicado a la agencia AVAN fuentes parroquiales.

La misa fue concelebrada por varios sacerdotes, entre ellos el vicario episcopal Don Rafael Reig.

Previamente, el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, también quiso testimoniar su cercanía al párroco y acudió al templo a primera hora de la mañana cuando se dirigía a Agres, donde el prelado iba a visitar el santuario de la Virgen del Castillo para presidir una misa.

Monseñor Osoro, que bendijo a los fieles que asistían a la misa de las nueve de la mañana, pidió al párroco que impartiera con él la bendición y le entregó una carta de apoyo que fue leída en la celebración eucarística del mediodía.

En la misa, que dio comienzo a las doce del mediodía, concelebraron un total de trece sacerdotes y tomaron parte, además del Ayuntamiento, representantes de las instituciones de Algemesí, cooperativa agraria, jurado de riego, centros docentes, patronato de la ‘Festa de la Mare de Déu de la Salut’, asociaciones, cofradías y movimientos parroquiales. También, decenas de familias asistieron con sus hijos pequeños que participan en catequesis en la parroquia y los jóvenes integrantes del Moviment Sant Jaume con sus monitores. Igualmente, se sumaron al homenaje la Schola Cantorum de Algemesí y el coro gregoriano de la Basílica que participaron en la ceremonia.

2 comentaris:

pacodonderis ha dit...

Jesus, no et mereixes menys

Anònim ha dit...

Ja... però pense que ara ha d'eixir a la llum la persona què ho ha fet.